Skip to main content
Publicidad
Crimson Dragon
publicidad

Crimson Dragon, Impresiones

preview_game
| - Impresiones |

El planeta Draco solo puede ser recorrido en un dragón todopoderoso, también tripulado desde el nuevo Kinect. Desde el Tokyo Game Show, el sucesor espiritual de los imborrables Panzer Dragoon nos enseña qué le queda de clásico y cómo afronta lo nuevo. Cómo la tecnología de vanguardia de Xbox One va a ser exprimida al máximo en busca del preciosismo y la jugabilidad arcade que caracterizaba a la mítica saga de Sega.

Final Fantasy XV, nuevo vídeo gameplay de combates Captura de pantalla

Yukio Futatsugi fue la mente tras Panzer Dragoon, una vistosa epopeya de acción y disparos a lomos de dragones que en el E3 de junio volvió a flotar por los aires cuando se presentó este Crimson Dragon, el sucesor de la ya mítica serie de Sega. Microsoft se queda así en exclusiva para su nueva Xbox One con un descargable que estará disponible desde el primer día de vida de la consola a un precio de 19,99 euros, señal de lo secundario de este proyecto y el público nicho con que ya saben que cuenta. Pero el Tokyo Game Show nos ha demostrado que tras esta carta de presentación algo atenuada hay en realidad una interesante propuesta que además servirá para conocer mejor el nuevo Kinect y ver si por fin su control se hace tan preciso como deseamos todos los jugadores desde que nació el original.

No hay confirmación aún de si soportará controles tradicionales pero poco a poco parece que van quedando menos dudas de que Grounding, sus desarrolladores y donde se encuentra parte del equipo de los últimos Panzer Dragoon, apostará por un sistema mixto, listo para que el jugador elija, pero donde el verdadero interés recae en Kinect. Un viaje que transporte y sea casi en primera persona, eso es lo que vuelven a querer Futatsugi y su gente. Una experiencia audiovisual, preciosa, épica e intensa donde el jinete del dragón tenga a su alcance todo tipo de proyectiles y retículas para hacer frente a hordas y más hordas de peligros y monstruos mientras sobrevuela el planeta Draco a toda velocidad. Futuro armamentístico y fantasía medieval, una conjunción que logra un atractivo único.

Dragones enfrentados en un universo de muchísimos más colores que el carmesí.
Dragones enfrentados en un universo de muchísimos más colores que el carmesí.

La nueva demo jugable de la feria tokiota nos ha enseñado por fin qué aspecto tiene el HUD, cómo es el manejo desde el renovado sensor de movimiento de Xbox One o cuál es la estructura de los niveles para conseguir una variedad de situaciones que no aburra ni distraiga al jugador mientras se le ofrece un desafío a la altura de un regreso como éste. Barra de vida que no autorregenera, un rádar que indica posiciones enemigas y de ítems, cuadros de diálogo en tiempo real con personajes de la aventura y una barra de habilidad especial forman el conjunto de marcadores básico. A este se unen otros esporádicos y también muy clásicos como una barra de vida larga con la salud del jefe final de turno en la parte inferior de la pantalla. Desde luego que este producto está hecho respetando todos los cánones tradicionales del shoot'em up aéreo.

El tono y el manejo son totalmente arcades. Para empezar, se trata de un shooter sobre raíles, sin apenas opciones de movimiento libre del dragón salvo en contadas bifurcaciones. Esto ha permitido a sus creadores -como ocurría en Panzer Dragoon- dar vida a entornos mucho más detallados, sugerentes y vistosos en definitiva, espacios muy reducidos pero que juegan como pocos con las arquitecturas, el color, la luz, las formas, los reflejos, las partes que se destruyen. Al estar completamente guiado el jugador solo tiene que centrarse en apuntar y disparar, algo que con Kinect se hace bien gracias a que el movimiento del cursor queda alojado al brazo que decidamos antes de entrar a la partida y se mueve con una precisión plena siempre que no demos rápidos bandazos. Como todo buen arcade, cuesta un poco cogerle el truco pero una vez dominado es sorprendentemente divertido y adictivo. En este punto hay que señalar que también será posible controlarlo con el pad de la consola para los que prefieran ese método, aunque en las demostraciones de trata de convencer siempre de las bondades del control gestual.

El esquivo de proyectiles rivales mientras apuntamos con nuestro brazo basa la mecánica de un arcade que recoge todo lo clásico de los shoot'em up de antaño.
El esquivo de proyectiles rivales mientras apuntamos con nuestro brazo basa la mecánica de un arcade que recoge todo lo clásico de los shoot'em up de antaño.

El planeta que acoge todas las gestas y cruces de armas es un espacio sin igual, mezcla de llanuras nubladas con castillos y tormentas en el horizonte y amasijos de hierros y tuberías que forman túneles de sucias ciudades del futuro. Justo la estética que busca Crimson Dragon. La historia nos pondrá en la piel de los humanos que buscan dominar las tierras de Draco junto a algunos alados, pero toda la caballería de allí tiene otros planes y una muy agresiva personalidad. El enfrentamiento no es solo contra las oleadas de bichos y robots que saldrán a nuestro paso, sino también contra un buen puñado de trampas y mecanismos en busca de nuestra aniquilación. El nivel de dificultad que escojamos en el selector hará que nos veamos más o menos rodeados en cada momento. El juego promete invitar mucho a la rejugabilidad gracias a este selector.

Nuestras criaturas disponen de todo tipo de armamento y formas de disparo. Tiros de plasma cargados, poderosas balas perseguidoras, ráfagas rápidas de repetición, proyectiles adhesivos explosivos, plasmas... No se ha detallado cómo nos haremos con uno u otros cañones y si existe algun sistema de evolución de armamento, pero ya hay garantías de que no se seguirá una mecánica que simplemente deje impuesto un arsenal concreto en cada fase. Los puntos de control van a olvidarse de la tendencia actual de colocarse constantemente para buscar la cercanía y que el jugador no se fatigue repitiendo un tramo que le cueste. Aquí se apuesta por las pautas old school y pasar por checkpoints será una auténtica bendición, como en las aventuras de antaño.

Gran parte de la viveza del planeta Draco reside en la interacción con el escenario y otras criaturas.
Gran parte de la viveza del planeta Draco reside en la interacción con el escenario y otras criaturas.

Nos quedan por comprobar algunos parámetros para ver si estamos hablando de una joya no conocida por todo el mundo como fueron algunos de los Panzer Dragoon, por ejemplo su música, imperceptible en el follón de la feria nipona, o su duración y búsqueda de la variedad de fases. El Dragón Carmesí se aloja en formato descargable y a menos de 20 euros porque su propia arquitectura de juego de nicho así lo impone, pero habrá que estar muy pendientes al estreno de One porque puede que estemos hablando de una de las mejores sorpresas del año en cuanto a mimo audiovisual, manejo único y respeto por el sabor añejo de una serie de la época dorada de Sega que todavía hoy es inolvidable para muchos. En dos meses veremos por dónde han llevado Futatsugi y su equipo esta exclusiva de Microsoft.

Regístrate o haz login para hacer un comentario
publicidad
4
Regístrate o haz login para votar
Desarrolla: 
Grounding Inc
Género: 
Acción
Subgéneros: 
Shoot'em up
Lanzamiento: 
22/11/2013
Voces: 
Inglés
Texto: 
Español
Plataforma: 
XBO
+7MiedoViolencia

Añadir a mis juegos

publicidad
publicidad
publicidad

Más en la web

publicidad
Publicidad