Skip to main content
Publicidad
Publicidad

Riddick: el antihéroe oscuro

Riddick: el antihéroe oscuro
feature
| |
17609 visitas
- CIN - Minireport

Uno de los iconos de la Ciencia Ficción más reciente como es el prófugo, luchador y furyano Richard B. Riddick regresa a la pantalla tras una década de ausencia. Acompañadnos por este repaso a una franquicia expandida que incluye videojuegos y estrenos domésticos, y que comenzó siendo una cinta pequeña en presupuesto pero grande en intenciones.

Minireport

 

 

“You're not Afraid of the Dark, are You?”

Origins
Hace trece, 13 años ya, un guionista de nombre David Twohy, con un currículum de esos que algunos mirarían con sorna –mal hecho, pues hay joyitas del guilty pleasure que lo hacen atractivo a otros gustos- y en el que figuran el Mad Max acuático que Kevin Costner se montó en la fallidamente épica Waterworld (magistral BSO), el GI Joe femenino de Demi Moore que fue La Teniente O’Neill con un Ridley Scott pre-Gladiator y Black Hawk Derribado, o El Fugitivo con Harrison Ford saltando de cataratas y trenes, decidió volver a la silla de director y seguir en la senda de la Ciencia Ficción tras una pequeña cinta de bajo presupuesto llamada Han Llegado, una estimable serie B sobre aliens que huía del terreno Star Wars para adentrarse más en la senda de Expediente X y que fue considerablemente bien recibida por la crítica.

Y la Sci Fi ‘barata’ fue su siguiente intento de dirigir, aunque esta vez de una manera más ambiciosa. De ella, llamada con la expresión Pitch Black (algo así como "en la boca del lobo"), nació un personaje que parecía destinado a quedarse en esa producción low budget espacial. Pero al que el aplomo de un primerizo Vin Diesel y la efectiva dirección artesanal de Twohy le ayudaron a que el público no se olvidase de él nada más terminar la cinta. De él solamente hay que decir su apellido: Riddick, una palabra de siete letras que engloba una franquicia que, tras dormir el sueño de los justos durante casi una década, vuelve a terrenos fílmicos con una tercera entrega que sabiamente se acerca a los terrenos de ese Pitch Black que lo inició todo.

riddick-eyes.png Captura de pantalla

La historia de esta IP, de esta serie, apenas incluye tres películas de cine, un mediometraje animado y dos videojuegos más un tercero en camino. Pero dentro de su género, el de la Ciencia Ficción, es conocida y bien tratada, a pesar de no contar precisamente con hordas de merchandising, juguetes ni fanáticos seguidores que hayan instaurado ninguna religión furyana. Aprovechando que la nueva cinta, llamada simplemente Riddick, acaba de llegar a los cines, vamos a repasar someramente las aventuras de este inicialmente prisionero  y luego convertido en voz y venganza de todo un extinto pueblo;  siempre el convicto más peligroso de todo su sistema solar, aquel cuya cabeza todos quieren pero nadie tiene el valor de arrancársela, porque antes acabarían las suyas en las picas o peor: asándose el culo en la superficie de Crematoria. Ni Johns, ni Toombs, ni un ejército entero es capaz de hacer hincar la rodilla en tierra al último de los Furyanos, al convicto con ojos operados por 20 cigarros mentolados para ver en la oscuridad.

A Richard B. Riddick

“¿No tendréis miedo a la oscuridad, verdad?”

Pitch Black, 2000

The Animal Side
Dicen que casi todo el cerebro deja de funcionar durante la hibernación. Todo menos el lado primitivo. El lado animal… Ahora entiendo porque sigo despierto”. Publicitada con los blockbusters Universal del verano de 1999, el tráiler de Pitch Black nos sugería una propuesta en la que se acumulaban varios referentes del cine de Ciencia Ficción, particularmente Alien en su tramo final. También nos presentaba una especie de enemigo de voz profunda y gutural al que veíamos pelear contra unos bichos que volaban. Todo ello bajo un tono visual de marcadísimos contrastes lumínicos que poseía un estilo particularmente llamativo.

Teniendo en cuenta su modestia fílmica, algunos dimos por perdida la esperanza de verla por estos lares. Pero Universal, tras el éxito sleeper que fue en los Estados Unidos –costó 23 millones y recaudó más de 50-, tuvo a bien lanzarla fuera para que siguiera prolongando su éxito. Y así, a inicios del 2000, el mundo conoció a un nuevo antihéroe en la piel de Richard B. Riddick, un prófugo encarcelado por un cazarrecompensas de nombre Johns que lo llevaba de vuelta a la cárcel. Huyendo del error de explicarse en demasía, David Twohy comenzaba su cinta con la voz en off de Riddick describiendo más que lo que veía, lo que sentía desde su celda. No se nos dice más que estamos en un futuro en el que las naves espaciales, los viajes interestelares y la colonización espacial son un hecho. No se nos muestra la Tierra, de hecho estamos en un sistema solar que tiene tres soles. Nada, ni un solo punto de referencia más allá de que aceptemos que estamos en una época de viajes espaciales aunque con gente más o menos normal.

Y de repente, bam! Microasteroides impactan en el casco de la nave. El capitán muere. La copiloto discute para soltar la carga humana. El crucero se estrella. Y cuando salimos de la nave con los pocos supervivientes que quedan, nos vemos en un planeta estilo Arrakis de Dune, un puro desierto solo que sin gusanos y Especia. Aquí es donde Twohy hace desaparecer a Riddick sabiamente para que se convierta en una amenaza en la sombra, para que vayamos viendo cómo actúa y piensa. Los estereotipos comienzan a sucederse, pero bien hechos: Tenemos a un cazarrecompensas que dista mucho de ser el héroe –de hecho el guión lo irá convirtiendo en el malo casi progresivamente-, y una nueva capitana a la que Radha Mitchell, que se convertiría en musa gamer 5 años después en la adaptación de Silent Hill, se divierte dándole un tono a lo Ellen Ripley a su personaje. También tenemos un “santón” que nos introduce una cultura árabe, para que los espectadores sigan pensando que la Tierra debe estar por alguna parte. Lo más destacado del reparto, que cumple con la norma de ir muriendo en orden inverso a los títulos de crédito cuando aparecen, es un personaje de un chico llamado Jack que queda fascinado por Riddick, y que no pintará mucho en el guión hasta el tercer acto –y ni aún así-, pero del que sabremos mucho más a posteriori. Y sobre todo Claudia Black, actriz de MoCap y/o doblaje en videojuegos como la serie Dragon Age –Morrigan nada menos- y Uncharted, encarnando a Chloe Frazer.

 pitch-black.jpg Captura de pantalla

AnteriorSiguiente
Regístrate o haz login para hacer un comentario
Ayu
Mié, 25/09/2013 - 03:39
¡GRAN SAGA!, soy fan de Riddick, y todas sus películas e juegos me parecen geniales. PITCH BLACK, obra de culto claramente, LA CRONICAS DE RIDDICK, palomitera 100% e incomprendida, y RIDDICK (2013) si bien es la más floja de las 3, sigue estando a la altura y teniendo esa esencia, y sencillamente... ¡todos le echábamos de menos!. Así que por mí, ojala hagan la 4 y 5 que Diesel tiene en mente. Me ha encantado el reportaje por cierto ;)
bodybuildary
Sáb, 21/09/2013 - 22:53
es la peor por ahora
the_txeriff
Vie, 13/09/2013 - 14:20
Vi la pelicula el otro dia, no esperaba gran cosa, pero estuve deseando de que terminara para irme a casa. Una autentica bazofia.
Ohmu_Sapiens
Vie, 13/09/2013 - 03:09
Un icono para mi cuando lo "encarné" en su rol jugando en la Fuga de Butcher Bay...juegazo y antiheroe de serie B que me encanta y encantria retomar, aunque lo del MMO no me suena demasiado sugerente...para el espiritu de lobo solitario y superviviente duro y tenaz... Sobre Pitch Black nada mas que añadir...solo que no se podria hacer mas con menos...para mi peli scifi de culto...David Twohy hizo cual Haneke con Funny Games "la peli de su vida"...Las Cronicas y la última para mi no estan a la altura...aunque "fagocitaria" cualquier entrega venidera con gusto...la esperanza es lo último que se pierde...a ver...
Jsr84
Jue, 12/09/2013 - 01:56
Me encanta esta saga, ¡ya era hora de que volviera!
Jex04_Gaditano
Jue, 12/09/2013 - 00:12
Entre peli y peli trabajó para hacer TimeSplitter Futuro Perfecto :) .
joako91
Mié, 11/09/2013 - 13:12
Pitch Black es un peliculón de ciencia ficción. Me encanta jeje.
publicidad

Minijuegos

Publicidad
Publicidad