Skip to main content
Publicidad
Pokémon Sol y Pokémon Luna
publicidad

Avance Pokémon Sol y Luna, el mayor paso en frente de la saga

preview_game
| - Impresiones |

Viajamos a las oficinas de Nintendo Europa en Frankfurt para jugar la primera hora y media de Pokémon Sol y Pokémon Luna. A falta de probar más a fondo toda la aventura, podemos anticipar que la saga ha evolucionado más que nunca.

Nadie dijo que fuera fácil cumplir 20 años en la industria del videojuego y hacerlo con más de 280 millones de unidades vendidas en todo el mundo con todas sus entregas, pero Pokémon ha llegado hasta aquí y lo ha hecho de manos de sus seguidores más acérrimos. Equívocamente entendida como una licencia para niños, la media de edad de los jugadores de la franquicia también ha ido in crescendo, pero es inevitable la necesidad de adaptarse a los nuevos tiempos, a las nuevas generaciones, sin dejar de lado a aquellos que empezaron con GameBoy. Ahora, veinte años más tarde, le damos la bienvenida a la séptima generación, y de qué manera.

Nunca ha sido necesario proponerle a Mario y Link que necesitaban cambiar un solo ápice para ser ahora una leyenda; pero a Pokémon sí se le ha ido notando desde hace unos años la necesidad de hacer algo distinto. Pokémon Sol y Luna son algo diferente a lo que habíamos vivido anteriormente con la saga canónica, y tras haber podido jugar la primera hora y media de aventura en la región de Alola podemos deciros sin ningún tipo de duda que estamos ante los mejores cartuchos de la saga que recordamos. Queda mucho por ver, son muchas las horas de juego por delante; pero el inicio de estas entregas y la declaración de intenciones que se deja leer entrelíneas desde el primer minuto es una prueba ferviente de que Pokémon ha evolucionado, nunca mejor dicho, para convertirse además de en una gallina de los huevos de oro, en un profundo RPG que responda a las exigencias de jugadores orientales y occidentales, de puristas y de neófitos.

Algo está cambiando con Pokémon

Lo primero es lo primero, así que vamos a ponernos en contexto para entender realmente qué es y qué significa Pokémon Sol y Luna. Además, queremos intentar responder a la pregunta que muchos de vosotros os estáis haciendo: ¿a qué se debe esta superlativa expectación por estas entregas? ¿No son “los nuevos Pokémon? Tenemos que remontarnos no obstante a finales del mes de febrero, cuando The Pokémon Company compartió a través de su cuenta oficial de YouTube un nostálgico tráiler en el que recorrían desde el año 1996 hasta ahora cómo había sucedido todo este fenómeno renacido de los Pocket Monsters donde Game Freak, Creatures Inc., Nintendo y la mencionada TPC han terminado generando un auténtico monstruo que extrapola su éxito a cualquier otro ámbito de la sociedad de consumo.

pokemon_sole.jpg Captura de pantalla

Pero es que Pokémon va mucho más allá que la mera afición a una saga, siendo Pokémon Sol y Luna el mejor ejemplo de ello. Aquí no tenemos una entrega más en la que tenemos que ser los mejores entrenadores a través del recorrido de una vasta región con gimnasios, una Liga y la posterior compleción de la Pokédex. Esta vez todo es distinto. Es tan distinto que Nintendo nos ha inundado de información acerca de los juegos desde esta pasada primavera, ofreciéndonos tráiler de contenido cada dos semanas; ofreciéndonos vídeos de imagen real para cual más recomendable dentro de una clase de educación primaria con la que vincular el videojuego a la amistad y el compañerismo.

La esencia Pokémon se respira en casi cualquier momento alrededor de Sol y Luna, por lo que ahora, una vez puestas las manos sobre él, todo se confirma. No podemos desvelar muchas de las cosas que hemos visto y probado, pero sí podemos adelantar que la puesta en escena inicial del juego es sencillamente genial, dejando claro que esos rumores acerca de la infantilización de estos títulos por culpa del anime no son ni mucho menos acertadas. Hay una herencia clara a Yo-kai Watch, parte del fenómeno engendrado por Level-5 a lo largo de este último lustro, pues la nueva Pokédex, la forma o los tempos a la hora de movernos por la región de Alola, posición de la cámara… Todo es mucho más anime, más cinematográfico. Pero no nos confundamos: esto no significa que el juego sea más infantil; las líneas de diálogo que hemos leído por el momento -con una traducción igual de limpia y notable como siempre-, nos recuerdan mucho a Pokémon X e Y. Aunque por suerte en Sol y Luna no tenemos como compañeros de aventuras a un grupo de niños inexpertos, algo molestos e impertinentes, sino que se nos abre un abanico de situaciones donde hay un equipo de villanos, una organización que tendrá implicaciones en el argumento, un rival y, por supuesto, nuestro cometido en la región de Alola, que es el de derrotar a todos los Kahuna de las cuatro grandes islas que componen la región. Tú, jugador, tienes que crecer junto a tus Pokémon y completar el Recorrido Insular.

mom.jpg Captura de pantalla

No hay rastro de gimnasios Pokémon, no hay rastro de medallas. Es el momento de evolucionar, de dar pasos hacia delante. ¿Han acertado? Eso lo veremos en el análisis, siempre desde nuestro punto de vista, pero hay que adoptar una actitud positiva ante los cambios, al menos receptiva, antes de juzgar el resultado final. Seremos críticos con los puntos a favor y en contra de haberle metido mano a lo que hasta hace “cuatro días” parecía ineludible, necesario, dado por hecho. Game Freak no ha dado nada por sentado, y os adelantamos que desde la primera hora de juego, desde los primerísimos compases, vais a ver que el inicio de Pokémon Sol y Luna no tiene nada que ver con las seis generaciones anteriores. Démosle pues a Game Freak la posibilidad de expresarse antes de sacar conclusiones precipitadas. En caso de haber acertado, insistimos, habrá sido darle una inyección de vida incalculable a la saga. Lo necesitaba. Ahora mismo queremos confiar en que van por el buen camino.

¿Serán acertados todos los cambios en la saga?

El apartado audiovisual merece una mención aparte: nos ha convencido. Seguramente recordéis los que llevéis tiempo en esto el gran salto que hubo entre la cuarta y la quinta generación. De Sinnoh a Teselia vimos dentro de un mismo hardware (Nintendo DS) una evolución no solamente visual sino en la introducción de nuevas ideas, alguna que otra mecánica y, en definitiva, unos cartuchos mucho más ambiciosos que los anteriores utilizando las mismas herramientas. Aquí sucede algo parecido; no solo se le da una buena palmadita en la espalda a Pokémon X e Y más Rubí Omega y Zafiro Alfa, dejando claro que el músculo de Nintendo 3DS todavía tenía mucho que decir de forma natural. Se nota que estamos en el final de la vida útil de esta máquina, porque nunca habíamos visto algo igual en la franquicia -los juegos pesan 3,2 GB en vez de 1,8 GB, caso de la sexta generación-. El salto gráfico va más allá de los meros modelados de los personajes, es una forma nueva de interpretar la realidad que compone estos juegos de arriba abajo, incluyendo una cámara mucho más dinámica, sin encorsetar al movimiento del jugador a una malla de cuadros invisibles ni corriendo ni caminando, ni en interiores ni en exteriores.

Se acabaron los escenarios con fondos vacíos, se terminaron los personajes inmóviles, se acabaron los fondos incompletos y con apenas información visual. Este motor ya no es feo, cuenta con mucha más carga poligonal y una paleta de colores mejor utilizada. Quién sabe de qué será capaz Game Freak con una posible Nintendo NX híbrida y montones de veces más de memoria RAM en el futuro. Ahora, con estos juegos, por fin podemos dejar a un lado el apartado gráfico como uno de los talones de Aquiles de la franquicia. Matizar que esta mejora se contextualiza dentro de la propia idiosincrasia de la saga; sigue habiendo muchos juegos que lucen bastante mejor que estos en el catálogo de Nintendo 3DS. Pero como siempre sucede, la calidad en las pantallas de Nintendo 3DS es mejor que en la de los tráilers de YouTube.

Continuando con lo que anticipábamos antes, la interfaz nos ha gustado mucho. Pudimos jugar con auriculares, y nos gustaron detalles como que al inicio de la batalla, cuando vemos en la parte superior el número de Pokémon que tiene el rival, no solo veamos dos pequeños iconos de la Poké Ball sino que se escuche un sonido del golpeo de éstas en el suelo por cada número de criaturas en su haber. Son detalles pequeños que no hacen sin sumar en el resultado general de la obra. Y sí, las sensaciones tras combatir contra un simple entrenador en la primera ruta de la primera isla nos hizo esbozar más de una sonrisa. Muchos pedíais algo parecido a Pokémon Colloseum o Stadium.

Aquí tenemos algo mejor, sin sombras redondas acompañando de forma innatural a los Pokémon, con los entrenadores siempre visibles en todo momento; los elementos del fondo del escenario son dinámicos y los cambios de la cámara más frecuentes. Asimismo, y esto es algo que los más curiosos habrán visto ya en los tráileres oficiales, la pantalla inferior es ahora distinta, teniendo que desplegar siempre el elenco de ataques -que nos dan más información que nunca, y eso no nos ha gustado- o teniendo acceso a las cosas de forma más rápida.

Otro ejemplo de la optimización de los tiempos es que ahora no solo tendremos el ya recurrente icono del último objeto utilizado, que se agradecía mucho, sino que en la esquina inferior izquierda siempre podremos echar mano de una Poké Ball, facilitando así el intento de captura por nuestra parte. Recordamos que, número arriba número abajo, con la publicación de Pokémon Sol y Luna nos acercaremos poderosamente a las 800 especies sin sumar Formas Alola y Mega Evoluciones.

pokemon_sol_ilustracion_dnoti.jpg Captura de pantalla

Completar la Pokédex Nacional, por ende, puede llevarnos centenares de horas si lo que queremos es hacerlo dentro de la región de Alola; siempre tenemos la alternativa de importarlo todo desde el Banco Pokémon, pero esto hace que se pierda posiblemente gran parte de la magia. No podemos confirmar aún si será posible capturar a todas las especies de todas las generaciones de estos cartuchos, pero no tendría mucho sentido que fuese así porque quitaría relevancia totalmente al Banco Pokémon, la vinculación con los juegos de la Consola Virtual o una posible futura entrega. Además, nunca se ha podido completar la Pokédex Nacional con un único cartucho. Entendemos, por otro lado, que la magnitud de Alola con sus 4 islas nos dará acceso a un número muy grande de especies legendarias y de todas las generaciones descubiertas hasta ahora.

El ritmo de juego, al menos en las primeras horas de partida, es algo lento. Hemos sentido un excesivo esfuerzo por explicar algunas cosas en los primeros compases de la aventura, y no precisamente por dar la sensación de ser el eterno tutorial de otros títulos del género, sino porque esta vez no seremos completamente libres, al estilo de las tres primeras generaciones, en cuestión de minutos. Esto deja entrever que nos encontraremos con una historia larga, un JRPG con más proporción de aventura que de eminentemente batallas y más batallas. Veremos qué tal le sientan estos cambios a Sol y Luna, pero viendo la gran cantidad de casas y elementos con los que interactuar en cada ciudad, sumado a las tiendas y nuevos edificios que ya podréis conocer en su preciso momento, pasaremos sin duda más tiempo que antaño en cada nueva ciudad o pueblo.

La fauna es muy diversa, con zonas más tropicales que otras y algunas más parecidas a una metrópoli convencional. La música es siempre muy dinámica, alegre. La banda sonora del título, al menos de todas las pistas que hemos podido escuchar hasta el momento, es una mezcla entre el estilo de XY y lo que se escuchaba en la Teselia de Blanco y Negro. Hay pistas más infantiles y otras más serias, con una más que adictiva VS. Trainer Theme o Vs. Wild Pokémon Theme. Según nos pudieron decir en las oficinas de Nintendo of Europe de Frankfurt, la banda sonora del título será “definitely huge”, ingente.

Hay motivos para creer: Pokémon se ha reinterpretado

No queremos terminar nuestro avance de Pokémon Sol y Luna sin mencionar lo cómoda que es la nueva pantalla táctil, mostrando un mapa con vista cercana del lugar en el que estemos, con iconos representativos de nuestra posición y no una vista periférica lejana como sucedía en el PokéNAV de Hoenn en los remakes de Rubí y Zafiro. Reminiscencias, una vez más, a los títulos de Level-5 en Nintendo 3DS.

pok_mon_moon___pok_mon_sun-3461248.jpg Captura de pantalla

La Pokédex también ha sido remodelada. No podemos contaros ni el número total de Pokémon incluidos en la Pokédex regional de Alola ni detalles sobre su división, pero ahora se incluye más información que nunca, con más animaciones y detalles que nos invitan, por fin, a echarle un vistazo a este gadget comúnmente pasado por alto por la mayoría de jugadores debido a su inutilidad en comparación con lo que podemos encontrar en portales de Internet. Además de la Festi Plaza y el Poké Resort, que ya han sido desvelados oficialmente por The Pokémon Company, el HUB de la pantalla táctil tiene una gran cantidad de contenido, con su tradicional apartado para el carné de entrenador, ajustes, bolsa… Aunque hay también novedades.

No queremos extendernos mucho más, pero como podéis ver nuestras impresiones iniciales con las primeras casi dos horas de partida son muy positivas. Pokémon ha evolucionado de forma mayúscula con estas entregas, con un empeño real por el detalle -los interiores, por primera vez en la saga, son minuciosos y llenos de contenido-, con complejidad en el modelado de los diseños de todo lo que nos rodea y un claro mensaje que se respira en todos y cada uno de los rincones de la región: esto es enorme, es una aventura y quiere ser la mejor dupla de títulos de la licencia.

Las batallas son más vivas y dinámicas, la banda sonora apunta maneras y, de lejos, el tempo está muy bien medido, sin una carga excesiva de charlas o batallas dejando a un lado otros aspectos de la jugabilidad. Eso sí, insistimos en que el inicio es algo lento, o por lo menos presentando muchas cosas, abriendo muchos caminos en lo argumental y lo jugable. Hemos podido ver algunas criaturas no desveladas todavía, pero hasta aquí podemos leer. Os esperamos en nuestro análisis de Pokémon Sol y Luna el próximo mes de noviembre, donde profundizaremos largo y tengo con un texto que ahondará en absolutamente todo lo que necesitáis saber acerca de las entregas que, por el momento, apuntan bastante alto. ¿Tenías pensado volver a Pokémon? Apunta estos títulos en la lista. ¿Tienes Nintendo 3DS y eres fan de la saga? Ármate de paciencia, estos proyectos están en buenas manos.

Regístrate o haz login para hacer un comentario
publicidad
9,5
Regístrate o haz login para votar

Comprar:

ver más tiendas
PAL/ES 36.90 € Comprar >
PAL/ES 37.99 € Comprar >
Desarrolla: 
Game Freak
Género: 
Rol
Subgéneros: 
Basado en turnos
Lanzamiento: 
23/11/2016
Texto: 
Español
Plataforma: 
3DS
+7

Añadir a mis juegos

publicidad
publicidad
publicidad

Más en la web

publicidad
Publicidad