Skip to main content
Publicidad
Animal Crossing: Happy Home Designer
publicidad

Animal Crossing: Happy Home Designer

preview_game
| - Impresiones |

Animal Crossing: Happy Home Designer cambia de tercio y nos brinda la oportunidad de convertirnos en decoradores de hogares, un trabajo en el que iremos acumulando objetos y donde tenemos como último objetivo la felicidad de nuestros clientes.Todo con el humor desenfadado marca de la casa.

Animal Crossing prepara el desembarco a Nintendo 3DS de una apuesta distinta a lo que estamos acostumbrados. En esta ocasión se trata de Happy Home Designer, un videojuego que está triunfando en la lista de ventas japonesas desde su salida y que pretende convertirnos en una especie de agente inmobiliario que tiene como principal objetivo redecorar las casas de sus clientes. Cambio de registro, novedades en la fórmula jugable y el futuro uso de las tarjetas amiibo de Animal Crossing son algunas de las bondades de un juego que hemos podido probar durante sus primeras horas en la agencia de Tom Nook, un tipo que no para de expandirse allá por donde va. 

Los primeros compases con Animal Crossing Happy Home Designer sirven de perfecto tutorial para entender por donde irán los tiros. Tom Nook tiene una agencia inmobiliaria en el pueblo y espera la llegada de un nuevo trabajador que somos nosotros. Tras poner el nombre de nuestro personaje de rigor tocará crearlo con varias características clásicas en el diseño de personaje a la hora de escoger sus ojos, su cara o su pelo (la tentación de crear el aldeano de Smash Bros o algo parecido está allí, para qué engañarnos). Una vez el protagonista de este título es una realidad, nos presentamos en el nuevo lugar de trabajo para que Nuria, mano derecha de Nook, nos vaya indicando cuál es nuestra tarea en Inmobiliaria Nook. 

Animal Crossing: Happy Home Designer (3DS) Captura de pantalla

La base jugable del título es sencilla. Iremos conociendo clientes a los que tendremos que redecorarles su nueva casa. Por norma encontraremos salones vacíos que tienen que rellenarse de cero, aunque cuando avancemos algo más podremos escoger algunos cambios importantes como son los exteriores de ciertos edificios. La gracia del título está en dejar satisfechos a nuestros clientes según su personalidad y sus exigencias. Así las cosas, el primer cliente -la propia Nuria- quiere hacer algo “cuqui” y “mono” para cambiar de aires, por lo que todo lo que sea de color de rosa y tenga forma de corazón maravillará al personaje. 

La acción transcurre en la pantalla superior de la pantalla mientras en la inferior gestionamos nuestros movimientos. Con el stylus podemos escoger el tipo de objeto que queremos colocar. Hay todo tipo de electrodomesticos y muebles que van desde mesas a sillas, camas, una gran variedad de duchas o lavabos; por otro lado podremos escoger la decoración de suelo y paredes, añadir elementos accesorios como teles, relojes, alfombras o equipos de música y tendremos que aprender a combinarlo en el reducido -al principio- espacio del que disponemos.  El control es sencillo e intuitivo, y podremos girar y mover los objetos por el escenario sin ningún tipo de problema. 

Animal Crossing: Happy Home Designer (3DS) Captura de pantalla

Aunque los primeros clientes no tienen ninguna dificultad, sí que es cierto que vale la pena esmerarse en cumplir con sus pretensiones. Uno de ellos se siente “cosmopolita” y muy moderno, por lo que decidimos estampar las paredes con una especie de vista de una gran ciudad de noche, colocar sofás y sillones futuristas, una tele plana en la pared y una mesa de cristal en el centro de la habitación. A medida que acertamos con nuestras elecciones el cliente reacciona según lo que hacemos, algo que nos indica si vamos o no por el buen camino. Es importante, también, usar algunos objetos propios del cliente que se encuentran en el escenario y que nos dan una pista del tipo de diseño que querrá para el resto de la casa. 

La gracia del juego está en la constante acumulación de elementos para decorar la casa. Cada cliente nos abre un abanico de posibilidades que se suma a los ya conocidos, consiguiendo una gran cantidad de objetos disponibles que hacen que podamos hacer diseños divertidos y llenos de contraste a poco que avancemos en el juego. En cierto momento del título se nos abren algunas posibilidades como pasear por la zona de la inmobiliaria buscando nuevos clientes (uno es una vaca que le gusta el contraste blanco y negro y deberemos trabajar bajo esta premisa, por ejemplo, mientras que otro lo quiere todo azul). También tendremos la posibilidad de visitar algunos clientes que ya hayamos satisfecho y ver cómo les va la vida. 

Animal Crossing: Happy Home Designer (3DS) Captura de pantalla

El título nos invita a avanzar de manera muy ligera superando los primeros desafíos para que se nos abran encargos de mayor envergadura. Cuando terminamos un trabajo y se lo presentamos a un cliente, el juego mostrará varias escenas de cómo ve el resultado, como usa algunos de los muebles que hemos colocado y demás. En este momento podremos echar fotos -como también cuando visitamos clientes antiguos- que posteriormente podremos compartir en Miiverse. Según como lo hayamos hecho ganaremos emociones que transmiten los personajes y que luego podemos usar (como risa, curiosidad, felicidad, etc.). 

Lo mejor de estos primeros compases es la sensación de avance constante. Cada cliente que vamos tocando nos va aportando nuevos objetos y elementos para combinar, y el desarrollo del título por días (cuando acabamos las tareas, escribimos un informe que sirve para empezar a la mañana siguiente) hace que siempre vayan sucediéndose nuevas cosas. De clientes sencillos pasamos a Canela, que nos ofrecerá el primer gran proyecto municipal. Es en este punto donde vemos que Happy Home Designer tiene mucho por ofrecer con grandes escenarios y encargos más complejos y de mayor envergadura. Además de una sensación de ir aglutinando más y más objetos para poder preparar mejores obras a medida que avanzamos.

Animal Crossing: Happy Home Designer (3DS) Ilustración

Animal Crossing: Happy Home Designer presenta una base sencilla pero adictiva que te atrapa, sin darte cuenta, gracias a su sistema de progreso constante en el que vamos avanzando, vamos recopilando y vamos desarrollando más y mejores trabajos. No falta, tampoco, el clásico humor que caracteriza la saga y que queda perfectamente recreado por los simpáticos y desenfadados personajes que protagonizan el título y la gran traducción al castellano marca de la casa donde encontraremos jerga coloquial y chascarrillos variados que marcan perfectamente la personalidad de cada uno de los personajes que nos encontramos. Una chica cursi, un viejo cascarrabias… Los diálogos aportan un toque distinto. Si a todo esto añadimos la sensación que queda mucho por ampliar y descubrir, este Happy Home Designer promete horas delante de la consola portátil de Nintendo casi sin darnos cuenta. El juego, que potenciará las tarjetas amiibo (más de 100 distintas), llega el 2 de octubre. Para entonces veremos hasta donde alcanza una propuesta tan sencilla como eficaz en sus primeras horas de juego.

Regístrate o haz login para hacer un comentario
publicidad
7
Regístrate o haz login para votar

Comprar:

ver más tiendas
PAL/ES 47.94 € Comprar >
PAL/ES 44.95 € Comprar >
Desarrolla: 
Nintendo
Género: 
Simulación
Lanzamiento: 
25/09/2015
Texto: 
Español
Plataforma: 
3DS
+3

Añadir a mis juegos

publicidad
publicidad
publicidad

Más en la web

publicidad
Publicidad