Skip to main content
Publicidad
Publicidad

Wild Blood

Wild Blood
Wild Blood
review_game
| |
7260 visitas

Un nuevo hack'n'slash llega a la AppStore y Google Play gracias al Unreal Engine; Gameloft lanza su primer título basado en tan popular motor gráfico con una jugabilidad táctil a la altura y una apartado gráfico impresionante. Wild Blood sigue el camino marcado por God of War y similares para llenar de acción y brutalidad nuestros iPhone, iPadiPod touch y dispositivos Android; a continuación, todos los detalles en nuestro análisis.

Poco a poco, el popular motor gráfico Unreal Engine va adquiriendo más protagonismo en el desarrollo de títulos iOS y Android; gracias a las últimas versiones de hardware de smartphones y tabletas, las desarrolladoras cuentan con las herramientas necesarias para conseguir niveles técnicos impensables unos pocos años atrás. Gameloft lleva ahora a la AppStore y Google Play el que podría ser el híbrido perfecto entre la jugabilidad de God of War y el diseño artístico de la franquicia Infinity Blade; así, Wild Blood nace como el hack'n'slash definitivo en iPhone, iPadiPod touch y dispositivos Android, con un apartado técnico brutal y una jugabilidad que recuerda, y mucho, a los grandes del género. Todos los detalles de esta sangrienta aventura de acción en nuestro análisis.

Acción medieval
El argumento del juego resulta algo disparatado y sirve como excusa para contextualizar la acción. Albión está en peligro; el Rey Arturo se ha vuelto completamente loco al descubrir que su caballero más leal, Sir Lancelot, mantiene una aventura con su querida Reina Ginebra. Consumido por la rabia y el dolor, el Rey Arturo acude a su ayudante Morgana, una hechicera muy poderosa, para que use la magia oscura en contra de Sir Lancelot. De esta manera, Morgana abre las puertas del infierno, permitiendo la entrada al mundo de los vivos de todo un ejército de demonios y criaturas grotescas. Al volver de uno de sus incontables viajes, Sir Lancelor encuentra el reino de Albión completamente devastado mientras que la Reina Ginebra permanece recluida bajo la magia de Morgana. Sir Lancelot debe ahora devolver la paz a Albión, hacer entrar en razón al Rey Arturo y rescatar a la Reina Ginebra de las garras de la malvada Morgana.

Wild Blood (IPH) Captura de pantalla
Wild Blood llega a iOS como un brutal hack'n'slash ambientado en las leyendas del Rey Arturo; tomamos el rol de Sir Lancelot, que debe hacer frente a las fuerzas del infierno.

Más allá de un guión tan convencional como secundario, Wild Blood destaca por ser el primer título de Gameloft en usar el Unreal Engine; y gracias a ello presenta un apartado gráfico realmente espectacular y vistoso. Si lo comparamos con el precedente más inmediato dentro de la propia compañía, Hero of Sparta II queda a años luz a nivel técnico. Los niveles son bastante amplios, dando una falsa sensación de estar ante un mundo abierto, a pesar de que resulta totalmente lineal. El modelado general, las texturas realistas y la iluminación global dan buena muestra del trabajo realizado con el Unreal Engine. Todos los personajes disfrutan de un aspecto sensacional y unas animaciones muy conseguidas; además, la variedad de los mismos está más que asegurada, a pesar de que no resultan muy originales. Con todo, la calidad visual de Wild Blood es impresionante, quedando muy cerca de los títulos iOS y Android más punteros en este aspecto.

La música recoge el espíritu del juego con melodías épicas que se adaptan bastante bien a la acción presentada en pantalla. Las interpretaciones de las voces de los personajes –que llegan completamente en inglés– cumplen con su cometido aunque sin destacar especialmente; en muchas ocasiones apreciamos una sincronización labial casi nula, algo que empaña el resultado final. Los textos sí están traducidos a nuestro idioma, con lo que no perderemos detalle ni de la peculiar historia ni de los diferentes menús del juego, que no son pocos. Podremos mejorar las habilidades de nuestro personaje con el dinero que dejarán caer nuestros enemigos caídos, cofres u objetos del escenario; subiremos de nivel adquiriendo mejoras para el daño, los golpes críticos, el combate y magias de fuego, hielo o rayo. También podremos adquirir pociones de salud o maná, aunque si no poseemos suficiente dinero en un momento determinado, podremos recurrir a micro-pagos, aunque en ningún caso sea obligatorio.

Wild Blood (IPH) Captura de pantalla
La jugabilidad es la típica del género, es decir, sangrientos combates, magia y hordas de enemigos que derrotar, aunque eso sí, convenientemente adaptada a los controles táctiles.

A nivel de jugabilidad nos encontramos ante un hack'n'slash típico, es decir, debemos acabar con hordas de enemigos de estancia en estancia, cumplir con diferentes objetivos –como rescatar a prisioneros–, resolver algunos rompecabezas –muy simples, por cierto– y adquirir y mejorar nuevas armas y habilidades. Sir Lancelot se mueve con agilidad y podremos enlazar combos de golpes con bastante facilidad; para mover a nuestro guerrero utilizaremos un joystick virtual que aparecerá allí donde toquemos en la parte izquierda de la pantalla. Para mover la cámara a nuestro alrededor podremos deslizar el dedo por la parte derecha de la pantalla, justo por encima de los diferentes botones de acción. Eso sí, en muchas ocasiones el manejo de la cámara resultará algo incómodo y no siempre nos ofrecerá la mejor perspectiva para seguir la acción con garantías.

El sino del guerrero
Para usar nuestra arma principal –ya sea una espada, un hacha o un arco, entre otras– tendremos a nuestra disposición un icono mayor que el resto, el cual podremos mantener presionado para cargar un ataque más poderoso; a su alrededor se situarán otros botones secundarios, como el de evasión o sprint –de nuevo, manteniendo la presión–, otro con el que golpear más fuerte –aunque de movimientos más lentos– o el de las diferentes magias disponibles. Dichos botones tendrán a su alrededor un marcador que nos informarán de su carga; si abusamos de ellos tendremos que esperar unos instantes para su recuperación, lo que nos obligará a ser cautelosos con su uso. Los diferentes enemigos nos obligarán a recurrir a diferentes combinaciones, aunque la mayor parte de las veces usaremos las mismas mecánicas.

Wild Blood (IPH) Captura de pantalla
Las numerosas escenas cinemáticas se muestran sólidas y muy espectaculares; están realizadas con el mismo motor del juego, mostrando un trabajo de iluminación y texturas destacable.

Algunos nos atacarán desde la distancia con arcos y flechas; otros nos acecharán en distancias cortas, ya sea con todo tipo de armas o golpes cuerpo a cuerpo. Una vez nos hagamos con ellas, podremos cambiar de arma en mitad del combate, lo que añadirá algo de variedad al desarrollo de los combates, aunque el interfaz táctil resultará algo engorroso. Cada cierto tiempo tendremos acceso a fuentes de maná que actuarán como checkpoints y nos permitirán tanto guardar nuestros progresos como acceder al mencionado menú de mejoras. Tras cada incremento de poder, su precio aumentará considerablemente, lo que nos obligará a recoger la mayor cantidad de monedas y tesoros si no queremos pasar por caja. Se ha completado un buen trabajo con las posibilidades de personalización de todas las armas aunque la sombra alargada de las micro-transacciones siempre está presente, de algún modo u otro.

Espadazos en línea
Además del modo campaña para un jugador, Wild Blood cuenta con un entretenido modo multijugador para ocho jugadores vía conexión online o local a través de Gameloft LIVE!; dos serán los modos disponibles: deathmatch por equipos 4 contra 4 y captura la bandera en seis mapas diferentes. Lo interesante del modo multijugador es que se desmarca del progreso de nuestro héroe en el modo campaña –y de los micro-pagos– con lo que sólo valdrán nuestras habilidades a los mandos táctiles sin posibilidades de recurrir a ventajas extra que puedan desequilibrar las partidas. Si bien el modo multijugador puede resultar un buen añadido, no ofrece toda la profundidad que nos gustaría debido a su sencillez y limitaciones, con lo que terminaremos por centrarnos en el brutal modo campaña.

Wild Blood (IPH) Captura de pantalla
El modo multijugador para hasta ocho jugadores resulta entretenido, un buen complemento al intenso modo campaña, aunque su marcada sencillez nos animará a regresar al modo historia.

Conclusión: 

Wild Blood llega a la AppStore y Google Play como uno de los mejores títulos hack'n'slash para nuestros iPhone, iPadiPod touch y dispositivos Android. Su acción brutal y un apartado gráfico impresionante son sus cartas de presentación; Gameloft ha creado una nueva franquicia propia que, a pesar de basarse en muchos otros títulos –tanto en jugabilidad como en diseño artístico–, consigue satisfacer al jugador amante de las aventuras de acción como God of War o similares. Llega a un precio de 5,49 euros con las voces en inglés y los textos en castellano, una cantidad justa si tenemos en cuenta todo lo que tiene por ofrecer: un intenso modo campaña, un apartado técnico realmente vistoso y un modo multijugador que servirá como complemento ideal a una aventura tan sangrienta como salvaje.

Lo MejorLo Peor
Apartado gráfico espectacular
...Aunque muy enfocada a los micro-pagos
Banda sonora épica
Algo caótico en algunos momentos
Multijugador entretenido
La cámara no termina de funcionar como debería
Buena personalización de armas...
Voces en inglés

Puntuación

Bueno
Cumple las expectativas de lo que debe ser un buen juego dentro de su género. Su calidad general es buena aunque le falten detalles que nos gustaría ver incluidos. Cómpralo sin miedo.
Jugabilidad

Acción típica hack'n'slash con grandes dosis de brutalidad; en ocasiones puede resultar algo caótico y la cámara no termina de funcionar como debería.

Gráficos

El motor gráfico Unreal Engine demuestra su poderío en Wild Blood con un apartado técnico impresionante; modelados, texturas e iluminación están a un gran nivel.

Sonido

La banda sonora épica acompaña muy bien la acción mostrada en pantalla; las voces llegan completamente en inglés.

Multijugador

El modo multijugador para hasta ocho jugadores entretiene un tiempo aunque no es más que un pequeño complemento al modo campaña.

Regístrate o haz login para hacer un comentario
7,7
Regístrate o haz login para votar
Desarrolla: 
Gameloft
Género: 
Acción, Aventura
Subgéneros: 
Beat'em up
Lanzamiento: 
06/09/2012
Texto: 
Alemán, Español, Francés, Inglés, Italiano, Japonés
Plataforma: 
AND
También en:
IPD IPH
+7Lenguaje soezMiedoSexoViolencia

Add to my games

publicidad

Metacritic

publicidad
Publicidad
Publicidad