Skip to main content
Publicidad
Anarchy Reigns
publicidad

Anarchy Reigns, Impresiones

preview_game
| - Impresiones |

Anarchy Reigns es la última propuesta de acción sin descanso de Platinum Games, padres de obras como Bayonetta, Metal Gear Rising o Madworld. Frenetismo, efectos especiales por doquier y por encima de todo un multijugador que quiere ser un antes y un después en esto de jugar a los beat'em up en línea. Y contra humanos. 

Sega y Platinum Games se traen entre manos un título que destila originalidad y desenfado a partes iguales. Seguramente no pensaremos lo mismo con la mecánica de juego, clásica de un hack and slash pero con identidad propia, pero si por el universo en el que se enmarca la última locura de Platinum Games. En un momento en el que la voz generalizada es la de que la industria oriental no está al ritmo y nivel de occidente, la compañía creada en la presente generación de consolas se entesta en demostrar lo contrario. Ya lo hicieron con el excelso Bayonetta o con el frenético Vanquish. Y ahora quieren más con este Anarchy Reigns que es ya una realidad en Japón, antes de que llegue Metal Gear Rising: Revengeance. Le echamos el guante a la última producción de Atsushi Inaba para hacer boca mientras aguantamos el desfalco entre la salida en tierra nipona y la salida en Europa, prevista por fin para el 11 de enero.

Anarchy Reigns forma parte del tipo de videojuegos que Platinum Games está diseñando para las consolas de la presente generación. Y eso significa acción, mucha acción. La realidad es que este nuevo proyecto de la compañía japonesa toma prestado un poco de cada uno de los juegos citados, además de tener momentos frenéticos a lo Vanquish, aunque eso son palabras mayores. Hack and Slash con acción sin descanso, toque pintoresco en diseño artístico y universo creado y un argumento que sin ánimo de destripar, sirve como mera excusa para empezar a repartir de lo lindo. En Japón se ha colado entre los más vendidos, alejado de los primeros puestos, aunque seguramente no con las ventas que se esperaba.

El arma asesina es ideal para destrozar a enemigos sin parar.
El arma asesina es ideal para destrozar a enemigos sin parar.

Los primeros compases de partida con la versión final del juego sirven para hacerse un poco con los controles y la mecánica de juego de Anarchy Reigns. Nos encontramos en un bar futurista donde nuestro protagonista, o uno de ellos,  que también era el de Madworld dicho sea de paso, está tomando una copa tranquilamente hasta que entran una serie de personajes a escena. Después de un cruce de declaraciones entre Jack Cayman y su interlocutor acaba con un puñetazo poderoso de éste al protagonista, que acaba de rodillas en el suelo mientras eso extraños visitantes del bar se vuelven por donde han venido. Esta primera secuencia sirve para identificar ya a algunos de los personajes que irán desfilando por el juego, que no son precisamente pocos.

La cinemática inicial de la campaña de Anarchy Reigns evidencia el toque desenfadado, exagerado y marcadamente japonés en la sucesión de acontecimientos. Cuando entran Sasha, Leo y Nikolai a cada uno de ellos se le congela la pantalla con un acercamiento de cámara y su nombre estampado al nombre de la instantánea. Como este ejemplo habrá muchos otros donde se le da esa hipérbole puramente manga que tanto hemos podido ver en producciones japonesas.  De hecho, el puñetazo que le asesta Nikolai a Jack en esta secuencia es más típica de un Dragon Ball que de otra cosa. Más allá de las formalidades estéticas, ambos buscan lo mismo: Max. Todavía no se sabe muy bien quién es ni por qué queremos dar con él, pero será el eje principal de nuestra aventura. Lo que queda claro es que tanto unos como otros provienen de zonas lejanas respecto a la que se encuentran. Y ahí entra nuestra elección de campaña: senda negra o blanca. Jack o Leo. Escogeremos qué camino queremos seguir para dar con nuestro objetivo. Que empiece la fiesta.

La variedad de personajes es otro de los puntos a tener en cuenta. Los iremos desbloqueando a medida que avancemos en el juego.
La variedad de personajes es otro de los puntos a tener en cuenta. Los iremos desbloqueando a medida que avancemos en el juego.

La mecánica de juego no es exactamente la que se podría esperar de un hack and slash al uso, pensando no solo en Bayonetta sino en otros nombres del género como la serie Ninja Gaiden o los Devil May Cry. En todos estos nombres por norma los escenarios acostumbran a ser cerrados y lineales. Está muy claro donde se debe ir, hacia delante; y poca cosa más. El reto se encuentra principalmente en los enemigos que nos vamos encontrando y en la dificultad del reto en cuestión.  Aquí la premisa con la que nos encontramos en los primeros compases de la aventura es totalmente distinto. Salimos a las calles de Altambra, localización en la que nos encontramos y que muestra un aspecto muy desmejorado. El emplazamiento es el clásico futuro post-apocalíptico, con construcciones destrozadas por una fuerza mayor que arrasó con todo.

El desarrollo es el siguiente. Nos encontramos en medio de un espacio abierto donde nos van apareciendo enemigos de todo tipo. Aquí, a medida que vamos acabando con los enemigos que nos acechan vamos sumando puntos a nuestro contador, algo imprescindible para poder avanzar en el juego. La ciudad en cuestión, la zona inicial que podemos ver, nos permite ir a algunos puntos concretos para hacer misiones de diversa índole. Estas se separan en misiones libres, que podemos ir repitiendo todas las veces que queramos, y misiones de la trama principal que sirven para poder avanzar en la historia. Un ejemplo que podemos ver en el in-game que acompaña el texto es la primera misión libre, que se basa en acabar con una serie de enemigos antes de que se agote el tiempo. Según nuestra habilidad, combos que hagamos y golpes que recibamos, además del tiempo empleado, recibiremos una puntuación final mayor o menos, además de las clásicas medallas que valoran nuestra actuación.

A pesar de las imágenes, el juego está totalmente localizado al castellano. Voces y textos.
A pesar de las imágenes, el juego está totalmente localizado al castellano. Voces y textos.

Gracias a las misiones libres y a los enemigos que van apareciendo aleatoriamente por el escenario iremos subiendo nuestro contador de puntos, algo que nos permitirá avanzar en la trama principal. Sin ir más lejos, al principio del juego hasta que no tengamos 100.000 puntos no se nos dará la opción a ir a la primera misión de la historia. De ahí que tengan importancia las misiones secundarias o libres, ya que se pueden repetir tantas veces como queramos para sumar puntos y también para mejorar nuestras propias marcas. Hay muchos elementos que podemos usar para multiplicar las puntuaciones que nos otorga el juego mientras acabamos con hordas de enemigos. Nos atacarán decenas a la vez, pero Anarchy Reigns va más allá del simple machacar botones como si de un beat’em up masivo se tratara. No es ese el camino de nuestro amigo Jack el cazador.

AnteriorSiguiente
Regístrate o haz login para hacer un comentario
publicidad
8
Regístrate o haz login para votar
Desarrolla: 
Platinum Games
Género: 
Acción
Subgéneros: 
Beat'em up
On-line: 
16 Jugadores
Lanzamiento: 
11/01/2013
Voces: 
Español
Texto: 
Español
Plataforma: 
360
También en:
PS3
+18Juego onlineLenguaje soezViolencia

Añadir a mis juegos

publicidad
publicidad
publicidad

Más en la web

publicidad
Publicidad