Skip to main content
Publicidad
Killzone: Shadow Fall
publicidad

[E3 2013] Killzone: Shadow Fall, Impresiones

preview_game
| - Impresiones |

Creado para ser uno de los exponentes de PlayStation 4 en el estreno de la consola, Killzone: Shadow Fall nos lleva treinta años a un futuro en el que la guerra continúa entre dos facciones que no firman nunca la paz. En el E3 hemos podido jugar con una demo. Y el resultado no podía ser más espectacular: Bienvenidos a la 8ª Generación.

Todo sobre el E3 2013. En directo desde Los Ángeles

Terra Victis
Concebido en plena 6ª generación para demostrar de qué era capaz la PlayStation 2, Killzone fue uno de los FPS más representativos del catálogo de la consola, incluido un modo online que muchos no pudimos probar en su momento por carecer de toda la parafernalia de adaptadores y demás necesaria. La IP no cayó en el olvido, sino que fue usada como abanderada de la tecnología PlayStation 3 en una demo Killzone 2 de E3 que ya forma parte del anecdotario videojueguil no por sus virtudes precisamente. En sobremesa la saga se detuvo con Killzone 3, espectacular a nivel técnico y el último de momento sin contar los capítulos Liberation para PSP y Mercenary, que llegará a PS Vita en septiembre. Pero como en toda saga de éxito, la historia continúa…

Y lo hace nada menos que 30 años después del final de Killzone 3: estamos en el 2381. La guerra continuada entre los Helghast y los humanos han provocado que el planeta Helghan sea inhabitable. Buscando añadir un toque más humano a la trama para su debut en el nuevo hardware de Sony, Guerrilla ha concebido una trama en la que la ISA (Interplanetary Strategic Alliance) ha permitido a los refugiados de Helghan poder realojarse en el planeta Vekta. Las facciones Vekta y Helghast viven de esta manera en un mismo lugar, en un mismo espacio, separado por una suerte de Muro de Berlín futurista que no ayuda a eliminar las tensiones raciales y el odio social, sino que las aumenta mientras unos pelean por su derecho a la vida, mientras que otros meramente intentan sobrevivir en una situación pura de la Guerra Fría en la que las dos facciones se siguen odiando, pero ninguna parece querer pegar primero e iniciar de nuevo las hostilidades, sino esperar a que la otra lo haga para poder justificarse.

Killzone: Shadow Fall (PS4) Captura de pantalla

Vekta's Wall
Como es normal, pequeños ataques terroristas, facciones disidentes y alborotadores encuentran la forma de superar el muro y sus torretas de vigilancia para provocar desde pequeños altercados hasta incidentes más graves -¿recordáis el tráiler inicial en la presentación de PlayStation 4 a inicios de año?-. La situación se escapa de las manos: Toda Vekta es una bomba de relojería de odio y segregación a punto de explotar, lo que permitirá al estudio mostrarnos algo que no hemos visto aún en profundidad: La sociedad Helghast.  Al igual que el próximo Mercenary de Vita, que nos permitirá incluso combatir junto a los que han sido siempre los malos de la serie, el arco argumental narrado incluirá más datos e información sobre la sociedad Helghast, costumbres, división política etc, aunque de momento no sabemos hasta qué grado de importancia Guerrilla les ha concedido dentro del guión.

En el marco del E3 2013 y el stand privado de Sony, corriendo sobre la arquitectura de PlayStation 4, hemos podido jugar una demostración de Killzone: Shadow Fall y ver su motor gráfico y jugabilidad en movimiento en una localización que nos situaba en un disperso bosque al borde de un alto acantilado sobre el mar, directamente en territorio enemigo dentro un escenario sandbox con varios objetivos secundarios. Para empezar, y como buen exponente de lo que PS4 puede dar de sí, el conjunto es excelentes: el bosque que vemos posee unos magníficos efectos de iluminación y una gran cantidad de detalle en elementos como agua o vegetación . En la jugabilidad contamos con un dron llamado OWL que nos ayuda en combate con diferentes habilidades como desplegar un escudo para protegernos o dejar al enemigo incapacitado y que no pueda flanquearnos. Su versatilidad es tal que podremos emplazarlo en diferentes localizaciones para que ataque de forma independiente a nosotros, con su propia IA moviéndolo.

Killzone: Shadow Fall (PS4) Captura de pantalla

OWL
Contamos con un sistema que nos permite localizar enemigos en el entorno y ofrecernos detalles de sus puntos débiles para evaluar la mejor forma de acabar con él.  En la demo, cuyos objetivos requieren de desmantelar una torre de comunicaciones y torretas de ataque en una misión de búsqueda y rescate, contamos con una máquina mutable que va desde una ametralladora efectiva a corta y a media distancia a un rifle de largo alcance, verdaderamente  ruidoso. Algunas de las armas que portamos cuentan con ataque secundario. Y el drone que llevamos podremos usarlo también para salvar distancias, actuando como una tirolina, lo que nos permite desplazarnos sobre terrenos accidentados y dificultosos como esquivar un puente protegido y flanquear  al enemigo.

Y hablando de enemigos, nos hemos encontrado con una gran variedad de ellos, cada uno con sus propias características y fortalezas. Por ejemplo, los francotiradores Helghast pueden camuflarse y hay que localizarlos con el scanner. Para abatirlos podremos usar como es habitual en la serie ataques cuerpo a cuerpo que el realismo de PS4 vuelve tan viscerales como los que presenciaremos en Vita. Podemos combinar habilidades como una ralentización de tiempo con la habilidad del dron para aturdir a los enemigos y obtener ventajas tácticas. Aunque los enemigos reaccionarán a ellas como era de suponer, flanqueando nuestros escudos y mostrando una IA enemiga realmente agresiva, lo que se traduce en un siempre agradecido aumento del nivel de dificultad.

Killzone: Shadow Fall (PS4) Captura de pantalla

 El poder incluir zonas abiertas con con un conjunto gráfico next-gen es uno de los elementos de los que Guerrilla se siente más orgulloso, ya que junto a las novedades jugables podríamos estar ante el Killzone con mayor presencia de elementos Stealth de infiltración de la serie. Y es que se hace patente el dinamismo y la extensión de los niveles, que supera a los de anteriores entregas.  Sobre la otra vertiente de la serie, el ya básico Multijugador, de momento el estudio no puede hablar sobre él, pero tienen pensado algunas ideas muy interesantes y realmente están poniendo mucho trabajo en él, sin tener la intención de convertirlo en una mera montaña rusa de tiros sin más.

Share
Y sobre las nuevas capacidades del sistema, para empezar Playstation 4 graba los ultimos 15 minutos de juego, así que en cualquier instante podemos dar al botón Share y elegir un momento para compartir. En cuanto al mando, el touchpad que trae consigo lo hemos usado para navegar entre las órdenes y habilidades del drone OWL, activando la elección hecha con R1, aunque también es posible abrirlas desde una interfaz en forma de rueda y usar los botones físicos del mando para navegar. A pesar de que apenas hemos visto lo que Shadow Fall nos tiene que ofrecer en materia de jugabilidad offline y online, aspecto e historia, la primera toma de contacto sorprende cuando vemos el conjunto gráfico del nuevo Killzone en movimiento rallando a un altísimo nivel de texturizado, iluminación y fluidez. Desde luego, un título a priori ideal para mostrar lo que PS4 oculta dentro de sí.

Killzone: Shadow Fall (PS4) Captura de pantalla

Regístrate o haz login para hacer un comentario
publicidad
8,5
Regístrate o haz login para votar

Comprar:

ver más tiendas
PAL/ES 17.90 € Comprar >
PAL/ES 17.99 € Comprar >
PAL/ES 17.90 € Comprar >
PAL/ES 14.95 € Comprar >
Desarrolla: 
Guerrilla
Género: 
Acción
Subgéneros: 
First Person Shooter
Lanzamiento: 
22/11/2013
Voces: 
Español
Texto: 
Español
Plataforma: 
PS4
+18Juego onlineViolencia
publicidad
publicidad
publicidad

Más en la web

publicidad
Publicidad